Abrir sesión | Regístrese | ¿Olvidó su contraseña? | Contacto | English |
Email: Clave:

Medwave se preocupa por su privacidad y la seguridad de sus datos personales.
Para poder enviarle a su dirección de correo electrónico su contraseña, es necesario que ingrese su e-mail.


Enfermería
Medwave 2004 Ene;4(1):e2711 doi: 10.5867/medwave.2004.01.2711
Neurocirugía estereotáctica
Stereotactic neurosurgery
Jacqueline Wigodski Sirebrenik
Definición

La estereotaxia o estereotáctica es una técnica neuroquirúrgica sofisticada que posibilita el acceso a zonas profundas del cerebro mediante una aguja de biópsia. A través de esta aguja se pueden tomar muestras de cerebro,lesiones cerebrales o evacuar contenidos líquidos con absoluta precisión. Sólo es preciso practicar un trépano al paciente que puede permanecer despierto mientras se lleva a cabo el procedimiento.

El desarrollo tecnológico actual ha adaptado los modernos aparatos de Estereotaxia al TAC y a la Resonancia Magnética, mediante los cuales se identifica la lesión cerebral a la que se quiere acceder y se mide el punto exacto sobre el cual se va a actuar.

Se trasladan estas medidas a tres coordenadas espaciales (x,y,z) que introducidas en el aparato nos conducen con absoluta precisión a ese punto.

Este procedimiento hace posible llegar a zonas del cerebro que serían inaccesibles mediante cirugía abierta.

¿Cómo se utiliza?

Gracias a las biopsias estereotáxicas podemos conocer (con procedimiento proporcionalmente poco agresivo con el contexto de la Neurocirugía) la naturaleza de las lesiones que tiene que tratar el Neurocirujano: tumores, procesos infecciosos, procesos inflamatorios, etc... y actuar o planificar su tratamiento con el medio adecuado bien sea la cirugía, la radioterapia o un tratamiento médico.

El procedimiento estereotáxico permite también el tratamiento de lesiones como los abcesos cerebrales que puedan ser evacuados a través de la aguja estereotáxica. También se puede tratar enfermedades como el Parkinson u otros trastornos del movimiento.

Finalmente, la aguja estereotáxica es una inestimable ayuda para el Neurocirujano cuando tiene que operar tumores profundos y de pequeño tamaño que son dificiles de localizar. Gracias a este aparato se puede llegar hasta ellos con absoluta precisión.

Algo de historia

Desde 1952 se realiza la psicocirugía estereotáxica indicada en desórdenes psiquiátricos severos, cuando el tratamiento psiquiátrico convencional, incluyendo la psicoterapia, la terapia farmacológica y la terapia electroconvulsiva, han fallado. Talairach (1949) fue el primero en describir la capsulotomía anterior, que consiste en lesionar la rama anterior de la cápsula interna –entre la cabeza del núcleo caudado y el putamen– (capsulotomía anterior) (Leksell (1952) (Bingley et al., 1977) para aliviar la anormalidad asociada con ciertas formas de daño funcional en el lóbulo frontal, convirtiéndose en el procedimiento neuroquirúrgico más común (Meyerson, 1979). Las indicaciones clínicas de la capsulotomía inicialmente incluyeron esquizofrenia, ansiedad crónica y neurosis obsesivas, pero en la actualidad es la indicación preferente en los trastornos obsesivo compulsivos.

Procedimiento

La Neurocirugía Estereotáctica se usa para facilitar el manejo de los movimientos anormales, esto significa que se tratan los síntomas y no la enfermedad de origen. Dependiendo del lado y la parte del cuerpo que se quiera beneficiar, el neurocirujano sabe cual punto en el cerebro debe ser modificado; ese será el BLANCO.

Es una técnica tridimensional de Neurocirugía. Consiste en tomar algunas radiografías (u otro tipo de imágenes), basado en las cuales se identifica y se mapea una estructura (núcleo) dentro del cerebro. Una vez hecho esto las coordenadas son traspasadas al marco estereotáctico, que guiará un electrodo al sitio exacto.

La mayoría de las veces el procedimiento se hace bajo anestesia local, dependiendo de la edad y condición del paciente. El marco estereotáctico se fija al cráneo y el electrodo se pasa a través de un trépano. En el camino se pasan unas pequeñas descargas eléctricas en forma intermitente, el cirujano observa la reacción del paciente y de esta manera se da cuenta de la posición exacta del electrodo en el cerebro. Una vez en el blanco se pasa un impulso eléctrico mayor, el cual modificará las células cerebrales en ese punto.

Usualmente los pacientes pasan de la sala de operaciones a su cuarto y al siguiente día se les dá de alta.

Técnica operatoria estereotáxica

Bajo anestesia general se fija el anillo estereotáxico de R-M al cráneo del paciente. Se realiza un orificio de 8 mm ø, 15 mm por delante de la sutura frontal y 25 mm lateral a la línea media, se introduce una cánula para inyectar Iopamidol (Radiomirón 300) como medio de contraste, a la parte anterior del ventrículo lateral y obtener una ventriculografía AP y Lat. El punto meta de la cápsula está localizado entre 15 a 17 mm por delante de la comisura anterior y a 17 mm lateral de la línea media. Se extrapolan los coordenadas del atlas de Schaltenbrand a las medidas del cerebro del paciente, mediante la ventriculografía, utilizando un programa computacional y estas coordenadas corregidas se llevan al anillo de R-M . Se introduce un electrodo (TCB 013) hasta la cápsula anterior y apoyado por controles radiográficos y programa computacional se comprueba la posición de éste y con ayuda electrofisiológica de un equipo generador de alta frecuencia (Neuro N-50) se procede a estimular y ratificar, mediante la impedancia del tejido, el sitio a lesionar. Las lesiones fueron creadas por calentamiento de la punta del electrodo entre 75º -80º C por 40 seg., por una corriente de radiofrecuencia. Luego, el electrodo es retirado cada 3 mm y la lesión es extendida hasta completar 12 mm. de largo. Estos pasos se repiten en el otro hemisferio.

Especial desarrollo ha tenido el Programa de Neurocirugía Estereotáxica guiada por computación, basado en la información dada por la TAC de cerebro, la angiografía y la imagen por Resonancia Magnética.

Licencia Creative Commons Esta obra de Medwave está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 3.0 Unported. Esta licencia permite el uso, distribución y reproducción del artículo en cualquier medio, siempre y cuando se otorgue el crédito correspondiente al autor del artículo y al medio en que se publica, en este caso, Medwave.

 

Autora: Jacqueline Wigodski Sirebrenik[1]

Filiación:
[1] Enfermera universitaria; Editora de la sección enfermería, Medwave, Santiago, Chile

Citación: Wigodski J. Stereotactic neurosurgery. Medwave 2004 Ene;4(1):e2711 doi: 10.5867/medwave.2004.01.2711

Fecha de publicación: 1/1/2004

Comentarios (0)

Nos complace que usted tenga interés en comentar uno de nuestros artículos. Su comentario será publicado inmediatamente. No obstante, Medwave se reserva el derecho a eliminarlo posteriormente si la dirección editorial considera que su comentario es: ofensivo en algún sentido, irrelevante, trivial, contiene errores de lenguaje, contiene arengas políticas, obedece a fines comerciales, contiene datos de alguna persona en particular, o sugiere cambios en el manejo de pacientes que no hayan sido publicados previamente en alguna revista con revisión por pares.

Aún no hay comentarios en este artículo.


Para comentar debe iniciar sesión

Medwave publica las vistas HTML y descargas PDF por artículo, junto con otras métricas de redes sociales.

Se puede producir un retraso de 48 horas en la actualización de las estadísticas.