Comentarios
Medwave 2012 Jul;12(6):e5442 doi: 10.5867/medwave.2012.06.5442

Conceptos y límites de la medicina cosmética

Concepts and limits of cosmetic medicine

Francisco Cabello

Resumen

La medicina cosmética ha aumentado su relevancia en el quehacer diario del médico al extenderse desde la cirugía plástica a áreas como la neurología. Por lo tanto, es importante intentar entender el concepto y sus límites. Si entendemos a la medicina cosmética como “un conjunto de actos ejercidos por un médico, destinados a mejorar la apariencia o algún otro aspecto que, sin estar fuera de la normalidad, desea ser mejorado por quien la requiere”, debemos preguntarnos si estos actos están dentro de lo que consideramos hoy un acto médico, si estos actos son fútiles o no y si están dentro de los objetivos que tiene la medicina moderna.


 

Introducción

Podemos encontrar desde tiempos antiguos reportes del deseo humano por mejorar aspectos estéticos. Sin embargo, no es hasta épocas recientes en que los médicos se han visto involucrados en esta área. La industria de los fármacos e insumos médicos relacionada con la medicina cosmética ha crecido exponencialmente. Además, la difusión a través de medios de comunicación masivos de prototipos de belleza y de desempeño intelectual han llevado a que el negocio tras la medicina cosmética haya crecido a niveles hoy difíciles de calcular. La invasión de conceptos relacionados a diferentes áreas de la medicina obliga al médico de diversas especialidades a mantenerse atento y a conocer los límites de los conceptos y las implicancias éticas que estos conllevan para su diario desempeño. En particular, el médico debe reflexionar acerca de los fines de la medicina.

Desarrollo

Para revisar los aspectos relacionados al concepto y límites de la medicina cosmética, se realizó una búsqueda en PubMed utilizando los términos medicina cosmética, neurología cosmética y ética. Se seleccionaron los artículos de revisión del tema, así como los que hacían énfasis en la definición del concepto.

Precisaremos algunos aspectos para comprender la real dimensión de los conceptos y límites de la medicina cosmética.

¿Qué entendemos por medicina cosmética?
Por medicina cosmética se entiende un conjunto de actos ejercidos por un médico, destinados a mejorar la apariencia o algún otro aspecto, que sin estar fuera de la normalidad, desea ser mejorado por quien la requiere.

¿En qué áreas de la medicina podemos encontrar estos actos?
Se reconocen actos de medicina cosmética en el área de la cirugía plástica, donde puede restringirse dentro de la cirugía estética a los procedimientos que no buscan la reparación de un daño producido por traumas o malformaciones, sino que persiguen mejorar aspectos estéticos según el criterio del paciente1. El alto interés que estas prácticas han alcanzado, lleva a que la medicina cosmética alcance a otras especialidades como la obstetricia y ginecología2, la otorrinolaringología o la traumatología y ortopedia. Mención especial merecen la neurología y psiquiatría. En estas dos últimas especialidades nace el concepto de la neurología cosmética, donde personas normales buscan potenciar sus habilidades motoras, cognitivas y afectivas3,4.

Hoy pueden encontrarse intervenciones farmacológicas como el uso de psicoestimulantes en población pediátrica. Más recientemente también en adultos, donde personas con habilidades consideradas normales acuden a consultas de neurólogos y psiquiatras para aumentar capacidades como memoria o concentración. La neuroestimulación con dispositivos como la “estimulación magnética transcraneal” o la “estimulación corriente directa transcraneal” se han planteado en áreas como la cognición, modulación del ánimo y cognición social5.

Respecto a las habilidades motoras, es conocido el uso de esteroides y eritropoyetina para aumentar el rendimiento en deportistas. Es frecuente también que músicos ocupen beta bloqueadores para disminuir el temblor previo a presentaciones. El uso de agonistas de dopamina y dextroanfetaminas en conjunto con terapia física aumentarían el aprendizaje motor luego de un accidente cerebrovascular en adultos4.

¿Cuáles son los fines de la medicina?
Según el Hastings Center’s, representantes de catorce países proponen como fines de la medicina:

  1. La prevención de enfermedades y accidentes, y la promoción y mantención de la salud.
  2. El alivio del dolor y sufrimiento causado por enfermedades.
  3. El cuidado y cura de aquellos con una dolencia, y el cuidado de aquellos que no pueden ser curados.
  4. El evitar la muerte prematura y la búsqueda de una muerte pacífica6.

Analizando estos objetivos, la pregunta que aparece es si realmente la medicina cosmética responde a lo que hoy entendemos como medicina. Y de no ser así, ¿debiera plantearse como un nuevo objetivo para el futuro? ¿Podemos considerar una dolencia el no sentirse conforme con la propia imagen corporal o con el rendimiento cognitivo en la escuela o el trabajo?

¿Qué entendemos por futilidad en medicina?
Por intervención médica fútil podemos entender a aquella que no tiene oportunidades realistas de alcanzar alguno de los objetivos de la medicina7. Esta definición es relevante si asumimos que un médico no estaría obligado a realizar un acto médico fútil.

El concepto de ultra vires (más allá de los poderes) es utilizado en el ámbito legal para referirse a aquellos actos “realizados sin ninguna autoridad para actuar en el tema”. Este concepto nos lleva a querer definir cuál es el ámbito en el que el conocimiento y habilidades expertas del médico deben enmarcarse (intra vires). También es relevante precisar el propósito de estos conocimientos y habilidades.

Pareciera ser razonable presumir que la autoridad médica subyace y sostiene un acto médico en tres tipos de situaciones:

  1. Cuando el acto en cuestión ocurre en el contexto de una relación médico-paciente.
  2. Cuando aparentemente medios médicos son empleados.
  3. Cuando aparentemente fines médicos son perseguidos.

Algunos autores argumentan que los fines y medios utilizados por los médicos responden a una moralidad interna. Por lo tanto, la utilidad de un procedimiento es establecida por el médico en el caso a caso. Esto sustenta el principio del doble efecto para el análisis de casos en que el aspecto estético es secundario al que el médico y su paciente buscan.

Las definiciones aquí expuestas permiten analizar con mayores antecedentes otros artículos incluidos en este número de la revista.

Notas

Declaración de conflictos de intereses

El autor ha completado el formulario de declaración de conflictos de intereses del ICMJE traducido al castellano por Medwave, y declara no haber recibido financiamiento para la realización del artículo/investigación; no tener relaciones financieras con organizaciones que podrían tener intereses en el artículo publicado, en los últimos tres años; y no tener otras relaciones o actividades que podrían influir sobre el artículo publicado. El formulario puede ser solicitado contactando al autor responsable.

Referencias
  1. Atiyeh BS, Rubeiz MT, Hayek SN. Aesthetic/Cosmetic surgery and ethical challenges. Aesthetic Plast Surg. 2008 Nov;32(6):829-39; discussion 840-1. Epub 2008 Sep 27. | CrossRef | PubMed |
  2. Ostrzenski A. Cosmetic gynecology in the view of evidence-based medicine and ACOG recommendations: a review. Arch Gynecol Obstet. 2011 Sep;284(3):617-30. Epub 2011 Apr 11. | CrossRef | PubMed |
  3. Larriviere D, Williams MA, Rizzo M, Bonnie RJ; AAN Ethics, Law and Humanities Committee. Responding to requests from adult patients for neuroenhancements: guidance of the Ethics, Law and Humanities Committee. Neurology. 2009 Oct 27;73(17):1406-12. | CrossRef | PubMed | PMC |
  4. Chatterjee A. The promise and predicament of cosmetic neurology. J Med Ethics. 2006 Feb;32(2):110-3. | CrossRef | PubMed | PMC |
  5. Hamilton R, Messing S, Chatterjee A. Rethinking the thinking cap: ethics of neural enhancement using noninvasive brain stimulation. Neurology. 2011 Jan 11;76(2):187-93. | CrossRef | PubMed | PMC |
  6. The goals of medicine: setting new priorities. Hastings Cent Rep. 1996 Nov-Dec;26(6):S1-27. | CrossRef | PubMed |
  7. Paola FA, LaCivita Nixon L, Walker R. Beyond medical futility: a proposed taxonomy of ultra vires acts in medicine. Intern Emerg Med. 2006;1(4):267-72. R. | CrossRef | PubMed |

 

Licencia Creative Commons Esta obra de Medwave está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 3.0 Unported. Esta licencia permite el uso, distribución y reproducción del artículo en cualquier medio, siempre y cuando se otorgue el crédito correspondiente al autor del artículo y al medio en que se publica, en este caso, Medwave.

ISSN 0717-6384