Abrir sesión | Regístrese | ¿Olvidó su contraseña? | Contacto | English |
Email: Clave:

Medwave se preocupa por su privacidad y la seguridad de sus datos personales.
Para poder enviarle a su dirección de correo electrónico su contraseña, es necesario que ingrese su e-mail.


Atención primaria
Medwave 2001 Sep;1(09):e1864 doi: 10.5867/medwave.2001.09.1864
Retención de orina
Retention of urine
Paulo Portalier
Descargar PDF |
Para Descargar PDF debe Abrir sesión.
Imprimir | A(+) A(-) | Lectura fácil

Introducción
La retención de orina es una afección de consulta frecuente en los servicios de urgencia. Se caracteriza por la imposibilidad de emitir la orina parcial o totalmente. Puede ser aguda o crónica. Afecta principalmente a pacientes de la tercera edad, en función de la alta prevalencia de adenoma de próstata de este grupo etario. Los cuadros de retención de orina más frecuentes son los de origen crónico, generalmente causados por obstrucciones al paso de la orina a nivel prostático o a nivel de la uretra.

Entre las causas orgánicas más comunes se encuentran el adenoma y el cáncer prostático; otras menos frecuentes son cálculos localizados en la uretra o el cuello vesical, las estenosis uretrales y las estrecheces de cuello vesical postcirugía prostática. Estos obstáculos se producen en forma progresiva hasta obstruir en conducto urinario completamente.

La retención de orina también puede ser secundaria a causas funcionales, como afecciones neurológicas, que pueden ser de origen central o periférica (la más frecuente es la neuropatía diabética), lo que determina un baja contractilidad del detrusor.

Las causas también pueden ser agudas, en caso de traumatismos uretrales y vesicales y también, aunque con menos frecuencia, puede presentarse en procesos inflamatorios agudos de la próstata, en especial en los abscesos prostáticos y en los abscesos o flegmones periuretrales. Se debe mencionar que la retención de orina también puede ocurrir en los pacientes postoperados que han recibido anestesia regional.

Manejo:

  1. Extracción de orina, por medio de sondajes, dejando sonda a permanencia.
  2. Cistostomía, cuando la estrechez es infranqueable o cuando está contraindicada la introducción de catéteres en la uretra, por ejemplo en los procesos inflamatorios uretrales o periuretrales, o en traumatismos de la uretra especialmente en la posterior por fractura de pelvis.

Una vez resuelta la urgencia de la retención urinaria se debe derivar al servicio de urología para estudio y tratamiento definitivo de la causa. Si la causa de la retención es un cálculo retenido en la uretra o en la fosa navicular, se anestesia el pene localmente y se extrae con pinzas; si es más proximal, se realiza una cistostomía y se deriva a Urología.

Licencia Creative Commons Esta obra de Medwave está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 3.0 Unported. Esta licencia permite el uso, distribución y reproducción del artículo en cualquier medio, siempre y cuando se otorgue el crédito correspondiente al autor del artículo y al medio en que se publica, en este caso, Medwave.

 

Expositor: Paulo Portalier[1]

Filiación:
[1] Hospital San Borja-Arriarán, Santiago, Chile

Citación: Portalier P. Retention of urine. Medwave 2001 Sep;1(09):e1864 doi: 10.5867/medwave.2001.09.1864

Fecha de publicación: 1/9/2001

Comentarios (0)

Nos complace que usted tenga interés en comentar uno de nuestros artículos. Su comentario será publicado inmediatamente. No obstante, Medwave se reserva el derecho a eliminarlo posteriormente si la dirección editorial considera que su comentario es: ofensivo en algún sentido, irrelevante, trivial, contiene errores de lenguaje, contiene arengas políticas, obedece a fines comerciales, contiene datos de alguna persona en particular, o sugiere cambios en el manejo de pacientes que no hayan sido publicados previamente en alguna revista con revisión por pares.

Aún no hay comentarios en este artículo.


Para comentar debe iniciar sesión

Medwave publica las vistas HTML y descargas PDF por artículo, junto con otras métricas de redes sociales.

Se puede producir un retraso de 48 horas en la actualización de las estadísticas.